jueves, 29 de diciembre de 2016

Diccionario de los buenos modales

¿Está bien señalar con el dedo a alguien? ¿Cuándo una persona nos habla, tenemos que mirarle? ¿Por qué debemos saludar? ¿Después de ir al váter hay que lavarse las manos? 
El «Diccionario de los buenos modales» es el instrumento perfecto para que los peques (y los no tan peques) aprendan a comportarse de manera adecuada.



Conejos, hipopótamos, leones, tortugas y muchos más son los personajes que incitan a los pequeños lectores a mantener un comportamiento adecuado, devolviendo lo que no nos pertenece, no hurgando las pertenencias de los demás, etc.

Lavarse muy bien las manos antes de comer, no jugar con los alimentos, probarlos antes de decir que no nos gustan, no escupir si éstos nos disgustan, no hablar con la boca llena, evitar gritar, no hacer berrinches cuando no podemos tener lo que deseamos, ofrecer nuestra ayuda a otros y cuando queremos algo pedirlo por favor, son otras de las cosas que enseña este útil diccionario de los buenos modales.




Los buenos modales en los peques son muy importantes porque si se los inculcamos desde una edad bien temprana, les ayudaremos a ser personas de saber estar.  
Ser educado, tener buenos modales, es comportarse correctamente en cada una de las situaciones que nos encontremos en la vida, es tratar a las personas, a todas las personas, con total respeto aunque no coincidamos con ellas en su forma de pensar.
Tener buenos modales no es sinónimo de ser personas “estiradas” ni de tener que conocer todas las reglas de etiqueta. Saber comportarse tiene más que ver, desde mi punto de vista, con mostrar respeto y ayudan a que todos puedan sentirse cómodos.




Este divertido libro está muy bien ilustrado, con un sin fin de simpáticos personajes que harán de la lectura un placer para los pequeños. También, ejemplifica como se ve una actitud incorrecta como rascarse el trasero en público o la inconveniencia de "soltar" un gas en público. Es un libro con unas ilustraciones muy bonitas y que se hace ameno para los peques. Enseña de una manera muy didáctica que los buenos modales son esenciales en el día a día y que hay que verlo como algo natural y que forme parte de nuestra vida cotidiana.


Los peques no se aburrirán con el libro.

Con un texto claro y conciso, el «Diccionario de los buenos modales» introduce a niños y niñas a partir de tres años en los buenos modales, algo que les será muy útil para siempre. Este libro no se deja nada de nada, y es que saber buenos modales ¡nunca está de más!


Formato: 20,00 x 20,00
Encuadernación: Cartoné
Código comercial: 2683023
Nº páginas: 96
Precio: 13,90 €
LÓPEZ TOSSAS, EMILI 
JALBERT, PHILIPPE


¡ESPERO QUE OS GUSTE!



miércoles, 28 de diciembre de 2016

Decoramos la clase con motivos de invierno.

Una vez que pasen las Navidades es hora de que nos liemos de nuevo la manta a la cabeza para redecorar nuestras clases y pasillos, y que motivos elegiremos pues yo lo tengo claro “El Invierno”. 
En esta ocasión os presento una parte de lo que será la decoración de nuestras ventanas. Tres simpáticos amiguitos. 

Los materiales que utilizamos, como casi siempre, son los que tenemos en clase habitualmente: cartulinas,  pegamento, rotulador, colores y tijeras.

Algunas de las propuestas son las siguientes:
1. OSO. Al que hemos llamado Tito, con sus coloretes rosados. 

2. RENO. Al que hemos llamado. Comet (es veloz como un cometa). Es un tanto peculiar, al igual que Rudolphs tiene la nariz roja y además sus cuernos son azules.
3. PINGÜINO. Es el tercer compañero y lo hemos llamado Rigoberto. 
Son fáciles de hacer,  los más mayores pueden hacerlos solos y los más pequeños, si les recortamos las piezas, también pueden formarlos. 
¡Espero que os gusten!

sábado, 24 de diciembre de 2016

La Navidad de Nicolás, de Agnès Laroche y Stéphanie Augusseau


La Navidad de Nicolás, es un entrañable álbum ilustrado que transcurre durante la noche de Nochebuena, con Nicolás como protagonista, un niño que está muy ilusionado con la llegada de Papá Noel y está dispuesto a este año, por fin, conocerle en persona.

Y es que ¿quién no ha sentido esos nervios ante la llegada de los Reyes Magos o de Papá Noel? Recuerdo que mi hermana y yo esas noches tardábamos en conciliar el sueño, así que nos poníamos a hablar durante un rato largo muy bajito por si llegaban que no nos pillasen despiertas.
  


Nicolás espera a que todos estén dormidos y haya un silencio absoluto para salir al encuentro de Papá Noel. En la oscuridad, atraviesa el pasillo, contempla el árbol de navidad que el mismo ha decorado y mira a su alrededor en busca un escondite. Detrás del gran sillón que está enfrente de la chimenea será el escondite perfecto para esperar a Papá Noel. La noche es muy larga y la espera va a ser una gran aventura junto a su gatita Mina.



De pronto, un ruido resuena en el conducto de la chimenea, un ruido suave, como un aleteo. Nicolás abre mucho los ojos. ¡Ahí está Papá Noel! No se atreve a mirar, se siente intimidado. 
Después avanza un poco…

No, no es Papá Noel. Es una tortola despistada que ha caído por el hueco de la chimenea. ¿Estará herida? ¿Cómo habrá llegado hasta allí?

Nicolás decide liberarla y al abrir la ventana percibe entre las sombras algo que se mueve, parece un trineo tirado por unos renos... 
¿será el trineo de Papá Noel?

Son tantas las emociones que al final Nicolás y Minina caen rendidos. A la mañana siguiente, al despertar, todo el salón está lleno de regalos...Nicolás no ha podido ver a Papá Noel.
... ¿O sí?

La Navidad de Nicolás es un maravilloso cuento de Navidad lleno de magia e ilusión. Los peques se sentirán muy identificados con el protagonista. Esa mezcla de nervios, de ganas de conocerle, pero también de cierto respeto ante lo desconocido. Su lectura nos contagia con la magia de la Navidad, nos devuelve a la época en que nosotros mismos éramos niños y apenas podíamos dormir en esa noche tan especial, deseando que llegara la mañana para ver los regalos que nos había traído y si se había bebido el vaso de leche. Un libro realmente evocador, sin duda, perfecto para leer en familia en estas fechas tan entrañables y bonitas.

A la historia la complementan unas suaves, delicadas y preciosas ilustraciones, principalmente en blanco y negro, pero que presentan algunos detalles en colores vivos, elementos que la ilustradora ha querido destacar como: el pijama de Nicolás, los calcetines que cuelgan de la chimenea, los adornos del árbol de navidad o los regalos debajo del abeto.
Es un cuento tierno, que llega a todo aquel que lo lee o lo escucha. Además mantiene el interés de los peques hasta el final.
Podéis encontrar La Navidad de Nicolás, de Agnès Laroche y Stéphanie Augusseau en: tramuntanaeditorial o en boolino

Autor/a: Agnés Laroche
Ilustrador/a: Stéphanie Augusseau
Edad: a partir de 3 años
Editorial: Tramuntana

¿Tú también has esperado despierto/a a Papá Noel o a los Reyes Magos para pillarles?
Cuéntanos todo aquí abajo, en comentarios.

miércoles, 21 de diciembre de 2016

6 juegos de Navidad con peques

Hay una frase de navidad que dice "Feliz Navidad”, y es la que hace que nos acordemos de las ilusiones de nuestra infancia. Las celebraciones navideñas son mágicas para los niños, que son los verdaderos protagonistas de estas fiestas.

Con los pequeños podemos estar haciendo juegos navideños durante horas... juegos populares adaptados a la navidad o los más modernos y sofisticados, todo para que ellos disfruten de las actividades infantiles navideñas. 


El Amigo Invisible
Entre los juegos más populares está "El amigo invisible", que se suele hacer desde la edad escolar para hacer un regalo sin saber quién te va a regalar a ti. Este juego provoca muchas risas entre todos, niños y mayores. En clase podemos hacerlo con dibujos, cartas o manualidades hechas con mucho cariño para nuestro amigo invisible.
Búsqueda del tesoro navideña
Se pueden preparar búsquedas del tesoro con temática navideña, dónde se localicen accesorios de los reyes magos, turrones y dulces de navidad, cartas...
Competencia del árbol de Navidad
Dividir a los peques en grupos. Uno de ellos es el árbol. El alumno que sea el árbol debe estar de pie con los brazos ligeramente extendidos para simular la forma del árbol. Al dar la señal para comenzar, los otros miembros del equipo deben envolver el árbol con tiras de papel crepé verde, cintas de navidad etc. Posteriormente, el equipo debe pegar adornos de papel y una estrella en el árbol. El primer equipo en terminar su árbol gana. También puedes dar premios al árbol más atractivo o más divertido.
Carreras de sacos y más
Las carreras de sacos, los juegos de trineos y renos humanos, los disfraces típicos de navidad en tiempo récord, vestir y desvestir un papa Noel, engordar la barriga de un Papa gigante con bolas de papel, abrigar al muñeco de nieve...son juegos típicos pero muy divertidos.
Carrera para envolver un regalo
Dividir los peques en equipos. Coloca enfrente de cada equipo una caja (sirven cajas vacías de zapatos, de pasta, galletas maría...), y al lado un rollo de papel, un rollo de celo, y tijeras (para niños). Cuando digas "¡Ya!", el primer niño de la fila debe ir corriendo hacía el regalo y envolverlo. Luego vuelve a su equipo, toca la mano del siguiente y así hasta que todos los miembros del equipo han aplicado una capa de papel al regalo. El equipo que lo hace primero es el ganador.
Karaoke de villancicos
Se recortan estrellas grandes de papel de oro, árboles o bolas de colores y se escribe un nombre de un villancico conocido en el dorso. Se ponen todos dentro de una caja. Los peques se colocan en un círculo y se invita a uno a sacar (sin mirar) un papel de la caja. Tiene que cantar el villancico que aparece en el dorso. Si no lo sabe, pasa el adorno por el círculo hasta que caiga en manos de alguien que sí saber cantarlo. 

Espero que os hayan gustado y no dudéis en contarnos vuestras experiencias durante estas Navidades. 
Estaré encantada de conocer más juegos 🌟🌲🎁



lunes, 19 de diciembre de 2016

Mi Pequeño Mundo. Colores. Little Tiger Press


¡Aprende los colores!
Un libro de colores sobre ruedas.


¿Quién ganará la gran carrera de los colores? Pasa las páginas para descubrir quién será el campeón y aprender los colores con tus amigos los animales.


Se trata de un libro ideal para los más pequeños de la casa, sencillo, divertido y lleno de color. Con unas ilustraciones grandes, simples y la mar de bonitas. Cebra, elefante, oso y león, entre otros simpáticos animales, nos enseñarán los colores a lo largo de la carrera.



Mi pequeño trasto no deja de meter los dedos en los agujeros para pasar a la siguiente página para descubrir que color viene detrás. Le encantan los coches y los animales, y este es uno de sus libros favoritos desde que lo descubrimos. 


Estos libros mejoran la coordinación óculo-manual, estimulan la interacción entre padres e hijos, desarrollan la motricidad y promueven el desarrollo del lenguaje.


Editorial: TIMUN MAS
Año de Publicación: 2014
Páginas: 18 
Formato: tapa dura 
Colección: MI PRIMER LIBRO DE...
Alto: 19 cm 
Ancho: 19 cm


¡Espero que os guste!
¿Lo conocéis?

viernes, 16 de diciembre de 2016

Juegos Memory para niños

En casa y en el cole trabajamos mucho con los juegos memory. Tengo que decir que  a los peques les encanta, y teniendo en cuenta sus múltiples beneficios es una tarea casi diaria.
Los memory ayudan a mejorar la memoria de forma divertida. Trabajar con ellos tiene los siguientes beneficios:

- Ejercita el cerebro de forma saludable.
- Favorece la adquisición de vocabulario.
- Mejora la concentración.
-Potencia las habilidades cognitivas: percepción, atención y memoria.
- Aumenta la funcionalidad del cerebro.
- Entrena la memoria visual.
- Aumenta la memoria a corto plazo.
- Previene enfermedades relacionadas con la memoria.
- Ayuda y favorece a que los niños se centren en una actividad.
- Aumenta la atención.
- Jugar contra el reloj nos obliga a pensar rápido.
- Ayuda a trabajar la aceptación de la frustración.

Este clásico juego, puede encontrarse en jugueterías a precios económicos. Pero además de contar con esta modalidad, para ejercitar la memoria de los peques, puedes usar la creatividad y crear nuevos juegos que tengan el mismo fin.
Otra ventaja de estos juegos es que ocupan muy poco y pueden llevarse a cualquier lado. Con los juegos memory se pueden trabajar muchas cosas: monumentos, transportes, banderas, colores... Es un recurso fabuloso. 
Además si tienes plastificadora, puedes fabricarte tus propios juegos de memory, de cualquier temática y teniendo en cuenta los intereses de tu peque.
Algunos de mis juegos de memory preferidos:
(PINCHA EN EL NOMBRE DE CADA JUEGO PARA SABER MÁS)

MEMORY DE OBJETOS





 



Las partes superior e inferior de las fichas geométricas tridimensionales encajan a la perfección en forma y color si se combina la pareja correcta.
Consejo: Cerrando los ojos el juego puede ser aún más divertido y desafiante tanto para niños como para adultos. 18 piezas de madera (9 parejas)


Un juego de memoria muy especial con 32 cilindros de madera con 16 superficies diferentes . Algunos son muy suaves , otros rogosos , otros frios...y tienen que ser identificados por el tacto.






Como podéis ver existen juegos memory de muchas temáticas adaptándose a las necesidades e intereses de cada niño/a. Son juegos educativos, divertidos, prácticos y que gustan. Con una dinámica sencilla, fácil de comprender incluso por los más pequeños.
El tiempo que se pasa con los peques es oro. Por eso, es tan importante elegir alternativas divertidas y educativas. Es posible pasarlo bien con juegos que ayuden a los peques a potenciar sus capacidades. 
Se acerca la Navidad y este tipo de juegos y materiales me parecen de lo más acertado, una de las mejores opciones. 

¡ESPERO QUE OS GUSTEN!
¿Tenéis alguno en casa? 
¿Alguno especialmente interesante que no esté en la recopilación?

lunes, 12 de diciembre de 2016

Tortuga y sus amigos pop-up

En muchos casos los libros pop-up son verdaderas obras de arte e ingeniería que a veces incorporan hologramas, luces y sonido y que captan inmediatamente la atención de quien lo sostiene en la mano, sea niño o adulto.
El material principal de fabricación siempre es el papel o cartón, aunque en ocasiones se incluyan otros elementos como tela, celofán, goma, u otros. 

Aparte de su indudable valor creativo, los libros pop-up son una excelente llave para iniciar a los más pequeños en el amor a los libros y a la lectura.


Hoy os traigo un libro pop-up sobre animales que os va a conquistar.

Se trata de Tortuga y sus amigos, un librito pequeño que forma parte de una colección compuesta por tres más y que la editorial Koala acaba de editar hace poco tiempo. Los libros actuales son reedición de los originales de 1965. Tienen una estética vintage que me encanta.


Es de tapa dura de cartón. En cada doble página nos encontraremos con un pop-up con un simpático animal y un pequeño texto que nos habla de alguna característica o curiosidad sobre el mismo. Contiene cuatro desplegables en total. Los personajes cobran vida mediante la animación con el paso de las páginas. 


Es una pequeña colección de libros indicados para los más pequeños de la casa. Son libros muy sencillitos, pero que conquistan gracias a su estética y sus pop-up, que siempre llaman la atención. 



Su ilustrador es Rudolf Lukes, artista checo del siglo XX.
Rudolf Lukeš nació en 1923 en Praga, donde estudió en la Academia de Bellas Artes. En la década de 1940 trabajó en los estudios cinematográficos de Barrandov con algunos de los más famosos directores de cine de la época. En 1948, el régimen comunista lo puso en una lista negra impidiéndole trabajar en la industria del cine. Cuando la editorial Artia anunció un concurso para encontrar un nuevo ilustrador de libros para niños, Lukeš participó anónimamente y ganó. Comenzó entonces su carrera como ilustrador. Sus libros se publicaron en muchos países, pero pese al éxito, no se permitió que su nombre apareciera en los libros. Falleció en 1976. La serie Clásicos Pop Up la realizó en 1965. Por supuesto, en las nuevas ediciones del siglo XXI, su nombre ocupa un lugar privilegiado en las portadas de: Tigre y sus amigosPerro y sus amigosLeón y sus amigosTortuga y sus amigos.



Recomendados para edades de 3 a 7 años.
Tamaño del libro: 17 x 19 cm

¡ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO!